AMIGUÍSIMOS

El Rey Felipe y Pedro Sánchez, una amistad aireada por el Presidente del Gobierno que surgió en tiempos difíciles

Descubre cómo se forjó la íntima relación de amistad que mantienen el Monarca y Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno.

AMOR MARTÍNEZ 22 Febrero 2019 en Bekia

Galería: Pedro Sánchez y Begoña Gómez, la pareja presidencial

Galería: El Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez prometiendo su cargo ante el Rey Felipe VI

La publicación del libro' Manual de resistencia' del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desvelado multitud de secretos y confesiones del socialista. En su libro autobiográfico, se ha desnudado por completo y ha revelado su parte más personal y humana, como sus peores momentos en el PSOE o su enemistad absoluta con Albert Rivera, líder de Ciudadanos y rival en las próximas elecciones. Pero, sin duda alguna, uno de los testimonios de Sánchez que más ha sorprendido a todos es la relación de amistad que mantiene con el monarca Felipe VI, y que, para sorpresa de todos, es una relación cercana que traspasa los límites institucionales.

Amistad fruto de la inestabilidad política

Según relata Pedro Sánchez en su libro, su relación de amistad con el Rey se remonta a los años 2015-2016. Todo comenzó después de las elecciones de diciembre de 2015, cuando el socialista decidió postularse a Presidente del Gobierno. Sánchez revela en su libro que cuando fue a consultas a La Zarzuela, el Rey le contó las intenciones de Pablo Iglesias para gobernar junto con el PSOE.

Pero, sin duda, una de las conversaciones que más le marcó a Sánchez fue cuando Felipe VI, después de que Rajoy rechazase el encargo de la Corona de formar Gobierno, el Monarca le llamó preocupado por la situación inestable del país. "La situación en la que quedaba el país era de bloqueo absoluto y endosaba a la Corona la resolución de un escenario muy complejo", relata Sánchez. Fue justo en ese preciso momento donde se formó el tándem perfecto entre los dos para salvar al país del bloqueo institucional." Enseguida nos reconocimos mutuamente como las personas que íbamos a sacar al país del riesgo de bloqueo", terminaba relatando el Presidente. Ambos estaban de acuerdo en romper el bloqueo y Sánchez le dio su palabra al Monarca en hacer todo lo posible para salvar al país. De todos modos, jamás se puede poner en cuestión la neutralidad de la Corona, por lo que Felipe VI solo actuó guiado por lo que marca la Constitución a este respecto.

A partir de ese momento, su relación se volvió cada vez más estrecha, fortaleciéndose durante los momentos previos a la investidura fallida de Sánchez. "En aquellos días intensos, Don Felipe y yo tuvimos la oportunidad de conocernos de verdad, en lo más personal, en una situación que ninguno de los dos buscábamos ni esperábamos, y en la que nos colocó la irresponsabilidad de otros", confesaba el Presidente español.

Felipe VI demostró a Pedro Sánchez que podía contar con él para cualquier cosa y en cualquier momento. De hecho, se acordó de él cuando dimitió como Secretario General de su partido. Y, es que, en las horas más bajas de Sánchez en política, recibió el enorme apoyo y ánimo del Monarca. "La prueba de la relación estrecha que tejimos aquellas semanas me la dio unos meses después, cuando dimití como Secretario General. Me llamó para darme ánimo", terminaba desvelando el Presidente del Gobierno.

Muchas cosas en común

Según Sánchez, el Jefe del Estado y él forjaron un vínculo y una "una relación de complicidad que superó y sigue superando a día de hoy, lo institucional". "Conectamos de una forma especial, confiamos el uno en el otro y se estableció una relación muy franca", confiesa el socialista. Para el Presidente del Gobierno, una de las razones por las que hay mucha conexión entre ellos es que comparten la misma generación y la misma forma de pensar y de ver el mundo. Es tan estrecha la relación que Sánchez ha confesado que incluso hablan por teléfono de manera regular, cosa que hacen los buenos amigos. También es cierto que deben verse semanalmente para los tradicionales despachos entre el Jefe del Estado y el Jefe del Gobierno.

Y no solo hay una estrecha relación entre el Monarca y Sánchez, sino también con Doña Letizia. Según ha confesado el socialista, la Reina mostró muchísimo interés en conocerlo en persona y contactó con él después de haber sido elegido, por primera vez, como Secretario General del PSOE. "La Reina Letizia se acercó para saludarme; ella estudió en el Instituto Ramiro de Maeztu, como yo, y quería conocerme personalmente".

Es tan importante Felipe VI para Sánchez que, incluso, en su primera entrevista después de haber convocado las elecciones de abril de 2019, la imagen que acompañaba en la mesa de detrás del Presidente era una foto de los dos Reyes de España, un gesto muy simbólico que resume la importancia del Rey Felipe en su vida política y personal, que lo ha apoyado en sus mejores pero sobre todo peores momentos políticos, cuando nadie confiaba en él, algo que significó mucho para el socialista. La imagen presente de Don Felipe y Doña Letizia en un segundo plano durante la entrevista generó muchísimo revuelo en las redes sociales por falta de entendimiento, pero no ha sido hasta que se ha publicado el libro cuando todo ha encajado a la perfección. Sánchez, con este gesto en la entrevista, le dio un sitio de honor a la Monarquía, ya no solo en términos políticos, sino de manera también más personal.

¿Malestar en La Zarzuela?

Que Sánchez desvelase detalles tan íntimos de su relación con Felipe VI no habría sentado muy bien en la Zarzuela. Y, es que, según fuentes cercanas no oficiales, el Rey parece que está molesto con el líder socialista por haber desvelado sus conversaciones más íntimas y la relación tan personal que mantendrían. El mandatario desveló en la presentación de su libro que no avisó al Rey, pero que tampoco le ha dicho nada al enterarse cuando se publicó 'Manual de resistencia'.

Según una fuente cercana a laCasa Real, esta relación de Felipe VI con Sánchez no es tan especial porque la relación que mantienen ambos es de igual manera que la que el Monarca mantiene con todos los líderes políticos del país. "El Rey trata por igual a todos los políticos, en eso hay que tener muchísimo cuidado". Él es una persona diplomática, amable y simpática por naturaleza y por profesión."Pedro Sánchez se ha creído una persona especial en el trato y eso solo ha ocurrido en su imaginación", zanjaba la fuente cercana del Rey, que tachaba de desleal a Sánchez tras sus declaraciones.

Aunque muchos han tachado a Pedro Sánchez de oportunista y para enaltecer su posición con estas declaraciones sobre su amistad con Felipe VI, es innegable que existe, aun así, una estrecha relación personal entre los dos líderes. Eso sí, siempre respetando la neutralidad de la Corona, que con eso no se juega.

En esta noticia

Pedro SánchezPolítico

Rey Felipe VIRealeza

Vídeos relacionados

La complicada relación de la Familia Real Española y la Familia del Rey: cariño, tensiones y escándalos

Así es la relación de la Reina Letizia con la familia del Rey Felipe

Las mujeres que han marcado la vida del Rey Felipe

Ana Romero, autora de 'El Rey ante el espejo': "Que Felipe VI sea más Grecia que Borbón es bueno para España"